Bienvenidos papás y mamás

Me llamo Karen y estoy detrás de Bye-bye COCO. Soy asesora del sueño infantil certificada. 

Si estáis leyendo esto, es que algo en el sueño de vuestros hijos no anda bien y ¿Sabéis qué? Podemos formar un equipo increíble y arreglar eso que no está funcionando. Os transmitiré los conocimientos, el apoyo y la guía que  necesitáis. Seré vuestra luz en esas noches oscuras hasta que por fin todos volváis a brillar en casa. ¡Confíad en mí!

 

 

Mi experiencia…

Descubrí la figura de la asesora del sueño cuando mi hijo pequeño no dormía. Fueron 9 meses horribles, donde nos levantábamos hasta 20 veces por noche.

Buscando y rebuscando soluciones encontré una Asesoras del Sueño que me ayudó, con su conocimiento y consejos, a mejorar rápidamente el descanso de mi hijo e indirectamente, el de mi marido y el mío.

En una semana ya nuestra vida era otra y un mes después jamás pensé en que podíamos estar así de bien. Resumiría el proceso diciendo que nos cambió la vida. 

Ahora tenemos tiempo para nosotros y en casa se respira un ambiente de tranquilidad y orden

Me fascinó tanto el proceso que sentí una gran necesidad de ayudar a familias que se encontrasen en la misma situación que nosotros. Fue así como decidí formarme y certificarme como asesora del sueño infantil.

 

Comencé con “Descansa mi bebé” y me dieron la oportunidad de crecer poniéndome a cargo de Bye-Bye coco.

 

Y vosotros…  ¿Os animáis a cambiar también vuestra vida y la de vuestros hijos?

 

Si estáis dispuestos, contad conmigo.

MI FILOSOFÍA

Mi trabajo consiste en ayudar a papás cuyos peques no duermen bien, para que toda la familia descanse y en vuestro hogar se respire más tranquilidad y haya mejor humor. Es natural y humano que la falta de sueño nos lleve a límites que ni nosotros mismos conocíamos, que lo ponga todo patas arriba y entremos en una espiral negativa de la que es difícil salir si no os ayudan a hacerlo.

 

Mi filosofía respecto al sueño de los niños siempre ha sido la misma… “Si algo no funciona, hay que cambiarlo”. Como padres no tenemos que resignarnos a no dormir o a que nuestros hijos no descansen como merecen. No es justo para ellos ni para nosotros. Por eso propongo cambios de forma gradual y respetuosa con el niño y con la familia.

 

Que trabajemos juntos, no va a implica dejar llorar vuestro peque (como indican varios métodos conocidos por todos), o acabar con el colecho o la lactancia. Nada de eso, se trata de encontrar vuestro plan perfecto. Ese con el que os sentís idealmente cómodos

 

¿Puedo garantizar con eso que el niño no llorará? ¡Ojalá pudiese hacerlo! Pero no es así, habrá lágrimas, ¡seguro!, porque a los niños no les gustan los cambios y es su forma de expresarse, pero estaremos ahí para calmarlos. Acompañaréis y reconfortaréis a vuestro hijo, al mismo tiempo que generaréis buenos hábitos de sueño, fortaleceréis el vínculo entre vosotros y se respetará un apego seguro.

 

El éxito del método radica 100% en los papás y mamás. Vuestra fortaleza, constancia y convicción harán que vuestro hijo aprenda a dormir solo y toda la noche, yo os guiaré en todo momento, pero vosotros sois la clave de todo y sé que lo haréis genial.

 

¿Os animáis a dar el paso y empezar a dormir bien? ¡Consúltame sin compromiso!

Si estáis dispuestos, contad conmigo.